HUELE A GAS

Esta avería sucede en ocasiones en las cocinas de gas y vitrogas y además de molesto es peligroso ya que nos imposibilita el trabajo en la cocina. Un día queremos cocinar y nos encontramos que por uno u otro motivo nuestro electrodoméstico no funciona adecuadamente.

La causa puede ser debida a una avería en la válvula de gas (ya sea mecánica o electrónica (electoválvula)) o a una fuga de gas por alguna junta. Si estando el fuego apagado huele a gas, significa también que los elementos de seguridad no están actuando, ya sea el termopar (termocupla) o la bobina de la válvula.

En cuanto tengamos la constancia de tener esta avería, debemos cerrar las llaves de paso de gas lo antes posible. Cuanto mejor, la del mismo contador ya que no sabemos en que punto de todo el recorrido de tuberías de gas se encuentra la fuga. A continuación ventilar la estancia lo antes posible.

Ni que decir tiene el peligro que esto conlleva y que por este motivo se efectúan los mantenimientos y revisiones preventivas obligatorias en este tipo de instalaciones.

Si se nos rompe nuestra cocina de gas o vitrogas, y por consiguiente huele a gas, lo mejor es no usarla hasta que un técnico cualificado la vea y nos asesore sobre la mejor solución.

Hay que tener en cuenta que estos electrodomésticos, dada su importancia en el hogar, son de uso diario y están expuestos a un alto desgaste, por lo tanto la reparación debe ser efectuada por un profesional del ramo.

Si quiere que en su cocina funcione correctamente el gas…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario